Proceso de evaluación por pares

Las aportaciones dirigidas a la sección central de la revista serán revisadas por pares (peer-reviewed) y por el sistema de doble ciego. El Consejo de redacción, una vez comprobado que el artículo cumple con las normas relativas a estilo y contenido indicadas en las normas a los autores para la presentación de originales, asignará dos evaluadores anónimos y ajenos al Consejo. La valoración incidirá en el interés del artículo, su contribución al conocimiento del tema tratado, las novedades aportadas, la corrección de las relaciones establecidas, el juicio crítico desarrollado, los referentes bibliográficos manejados, su correcta redacción, etc., indicando recomendaciones, si las hubiera, para su posible mejora.

Basándose en las recomendaciones de los revisores, el administrador de la revista comunicará a los autores el resultado motivado de la evaluación. El administrador comunicará al autor principal el resultado de la revisión (publicación sin cambios; publicable con modificaciones; no publicable), así como las observaciones y comentarios de los revisores.

Atendiendo al grado de cumplimiento de las modificaciones solicitadas, el Comité Científico se pronunciará sobre si procede o no la publicación del artículo. La decisión final será tomada por los miembros del Comité Editorial. Dicha decisión será comunicada al autor.

Si no hay consenso entre los dictámenes de los evaluadores, el Consejo asignará para su revisión un tercer evaluador, que dispondrá de un tiempo de un mes para emitir su informe. 

El editor de sección será asistido por los evaluadores en las decisiones editoriales que deba tomar. Estos le notificarán, en su caso y en el menor plazo posible, su indisponibilidad para cumplir con su encargo. Deberá rechazar la evaluación de aportaciones que se encuentren en una situación que pueda ser considerada de conflicto de intereses.

Las aportaciones recibidas por el evaluador tienen la consideración de documento confidencial y su contenido no debe ser revelado salvo autorización expresa de los editores, ni utilizado para beneficio personal. 

La evaluación debe atender a criterios objetivables de valoración de la calidad intelectual y relevancia científica y debe expresarse de forma clara y motivada. En ningún caso la crítica deberá referirse a la persona del autor ni en términos desconsiderados. Los evaluadores deberán identificar, toda vez que sea posible, la originalidad del texto y aquellas publicaciones relevantes  que no hayan sido citadas por el autor. Los evaluadores colaborarán con el autor en la mejora de las aportaciones evaluadas.

La identidad de los autores y el contenido de la aportación presentada serán preservados hasta su publicación, si se estima favorable, y en caso de desestimación estos contenidos serán archivados en el histórico de documentos de la revista.