Dimensionado de la demanda de viviendas en la Comunidad Autónoma de Andalucía

Antonio Martín García

Resumen


Dos son, principalmente, los problemas con los que nos encontramos a la hora de realizar un dimensionado de la demanda de viviendas: la inadecuación de la estadística oficial existente y la ausencia de una metodología solvente, contrastada y fiable, para operar en las distintas escalas territoriales. Estas circunstancias estructurales adversas nos obligan, máxime cuando pretendemos intervenir en un espacio tan amplio como es la Comunidad Autónoma de Andalucía, no sólo a razonar, fundamentar la selección de las variables del método, sino a establecer hipótesis equilibradas de su comportamiento futuro, además de recordar que estamos hablando de grandes números, necesarios de acotar en una fase posterior de la investigación , cuando proceda abordar la territorialización de la demanda. La falta de bondad de las fuentes oficiales de estudio, básicamente censales, para elaborar aproximaciones al dimensionado de la demanda potencial de viviendas, se descubre incapaz de aportar luz para valorar las componentes no sólo cualitativas, también de las cuantitativas, que concluyan en el ajuste de la deman­da real. Nos estamos refiriendo a la ausencia de información estadística del tipo : familias residentes, número de viviendas no reparables, datos fiables sobre la infravivienda... De ahí que, el condicionamiento de las fuentes invite al abandono de procesos metodológicos que consideran, por ejemplo, variables tales como migraciones interiores o externas, aplicaciones de proyecciones demográficas a las pirámides de población calculada..., dado que nos obligaría a recurrir a simulaciones o hipótesis matemáticas, al uso de construcciones de laboratorio que se intentan salvar con el paraguas de la cientificidad y obviando la realidad estadística a la que, por otra parte, los modelos que emplean tales procedimientos tienen, necesa­riamente, que atribuirle gran confianza y escaso margen de error; todo ello para esconder una elevada confusión conceptual, justificar una abigarrada elaboración artificial y ausencia de estructura clara, diferencial y fundada. También los modelos de ajuste de la demanda, en base a Encuestas de Hoga­res, se encuentran con la limitación de la estadística oficial, de la que se alimenta para sus cálculos, al tener que considerar el volumen de la demanda por constitución de nuevas unidades familiares (vía nupcialidad, emancipación ...), o debido a la movilidad residencial, (cambio de residencia a escala infra o supra regional, localización de la 2ª vivienda ...). Pero la concrección de la demanda en base a estos modelos resulta, además, costosa y parcial, pues obligan a extender sus resultados a universos no suficientemente estudiados, lo cual exige una impor­tante deseconomía de tiempo y dinero, a la vez que a generosas muestras de fe.

 

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.12795/rea.1993.i19.01

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.