EL LEGADO DEL PRESBÍTERO JOSÉ MARÍA GÓMEZ ESPINOSA DE LOS MONTEROS A LA CATEDRAL DE SEVILLA, EN 1879

Autores/as

  • Juan Carlos Hernández Núñez Universidad de Sevilla. España

DOI:

https://doi.org/10.12795/LA.2010.i22.16

Palabras clave:

catedral de Sevilla, colección de pinturas, testamento, José María Gómez Espinosa de los Monteros, Alonso Cano, Juan de Valdés Leal, Abraham van Diepenbeek, Pieter van Lint, Celestino Mateos del Parque, Sebastián de Llanos Valdés

Resumen

El día 25 de diciembre de 1879 moría en La Algaba el presbítero José María Gómez Espinosa de los Monteros, dejando a la Catedral de Sevilla uno de los más importantes legados del siglo XIX, no solo por la calidad de algunas obras, sino también por su volumen, 28 pinturas en total. En el presente trabajo se realiza la identificación de las mismas en la actual colección catedralicia. Entre las obras donadas se encuentran San Pedro liberado por el Ángel de Valdés Leal, Abraham y los tres ángeles de Diepenbeek o Jacob bendiciendo a sus hijos de van Lint. Por último, también se ha identificado otra pintura donada por el canónigo Celestino Mateos del Parque, en 1881, la Virgen con Santo Domingo y San Francisco de Llanos Valdés.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2021-10-04

Número

Sección

Artículos

Artículos más leídos del mismo autor/a