"Sólo tus etiquetas me dividen". Sobre la poeta chicana Gloria Anzaldúa

María de la Paz Georgiadis

Resumen



La voz de la poeta Gloria Anzaldúa,
como la de todas las minorías raciales,
sexuales, religiosas, está opacada
y silenciada por un vozarrón más
fuerte. En tanto indígena, padece la
imposibilidad de exhibir su pensamiento
mágico y debe adecuarse al
racionalismo occidental. Sufre, además,
la pérdida de sus dioses y de
Aztlán, el territorio mítico del sudoeste
de Estados Unidos. Como chicana,
perdió los derechos de su propia
tierra (cuando todo el territorio al
norte del Río Grande fue cedido al
"anglo" en 1848), ganó censuras de
ambos lados por su uso "bastardo" de
los dos idiomas: es acusada de traición
por su raza y es marginada por
los estadounidenses. Como mujer
mejicana, siempre tuvo que ceder ante la voluntad del hombre y sobre todo callarse
(porque las muchachitas bien criadas nunca contestan). Finalmente,
como lesbiana es condenada y expulsada.

Palabras clave


Gloria Anzaldúa

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN de la edición impresa: 1575-6823

ISSN digital: 2340-2199

Depósito legal: SE 235-2015

Estadisticas anuales