• 103 •
Anduli
Revista Andaluza de Ciencias Sociales
ISSN: 1696-0270 • e-ISSN: 2340-4973
EVOLUCION DEL PERFIL DE LOS POLITICOS
ANDALUCES EN 40 AÑOS DE AUTONOMIA
REGIONAL (1982-2022)
EVOLUTION OF THE PROFILE OF ANDALUSIAN
POLITICIANS IN 40 YEARS OF REGIONAL
AUTONOMY (1982-2022)
Andrés Benítez
Universidad Nacional de
Educación a Distancia
andresbenitez@poli.uned.es
ORCID: https://orcid.org/0000-0002-2213-868X
Beatriz Carrasco
Universidad Pablo de Olavide
bcarari@upo.es
ORCID: https://orcid.org/0000-0001-9401-7222
Resumen
Este artículo analiza el perl social de los
representantes políticos andaluces con el
objetivo de dar respuesta a cómo son y
cuál ha sido la evolución de su perl so-
ciodemográco desde 1982 a 2022. La
metodología aplica el análisis estadístico
a la base de datos BAPOLDATA que in-
cluye a todas las personas que han ocu-
pado un escaño en el Congreso de los
Diputados y en las 17 cámaras autonó-
micas desde la legislatura constituyente.
También se realiza una comparación del
perl de aquellos parlamentarios/as que
han ocupado un escaño en el Parlamento
de Andalucía y entre quienes han poseí-
do el acta de diputado en el Congreso de
los Diputados por las circunscripciones
andaluzas, mostrando que actualmente,
el Parlamento de Andalucía está más en-
vejecido, con un mayor nivel de estudios
y con representación femenina en torno
al 50%. En cuanto a las profesiones, han
prácticamente desaparecido los trabaja-
dores manuales y pasado a predominar
los docentes y juristas.
Palabras clave: representación, élites
políticas, parlamento, Andalucía, perl
social, comparación histórica
Abstract
This article images the social prole
of Andalusian political representatives
with the aim of providing an answer to
what they are like and how their socio-
demographic prole has evolved from
1982 to 2022. The methodology applies
statistical analysis to the BAPOLDATA
database, which includes all the people
who have occupied a seat in the Congress
of Deputies and in the 17 autonomous
chambers since the constituent
legislature. A comparison is also made
of the proles of those parliamentarians
who have held a seat in the Andalusian
Parliament and of those who have held a
seat in the Congress of Deputies for the
Andalusian constituencies, showing that
the Andalusian Parliament is currently
older, with a higher level of education
and a female representation of around
50%. In terms of professions, manual
workers have practically disappeared,
and teachers and lawyers have come to
predominate.
Keywords: Representation, political
elites, Andalusia, social prole, historical
comparison
Cómo citar este artículo/ citation: Benítez, Andrés y Carrasco, Beatriz (2023). Evolución del Perfil de los Políticos
Andaluces en 40 años de Autonomía Regional (1982-2022). ANDULI. Revista Andaluza de Ciencias Sociales,
(24), 103-121. https://doi.org/10.12795/anduli.2023.i24.05
Recibido: 02.08.2022. Revisado: 30.11.2023 Aceptado: 25.05.2023 DOI: https://doi.org/10.12795/anduli.2023.i24.05
Anduli • Revista Andaluza de Ciencias Sociales Nº 24 - 2023
• 104 •
1. Introducción
La consecución de la autonomía a través del artículo 151 de la Constitución Espa-
ñola, igualó las reivindicaciones andalucistas a las de las comunidades históricas
(Cataluña, País Vasco y Galicia). Esto supuso la obtención de la máxima ambición
autonómica: el desarrollo de las instituciones propias con el máximo techo competen-
cial para la Comunidad Autónoma de Andalucía. Así, desde 1982, Andalucía cuenta
con Gobierno, Parlamento y Tribunal Superior de Justicia propio. En junio de 2022 se
cumplieron 40 años desde que tuvo lugar la sesión constitutiva de la I legislatura del
Parlamento de Andalucía.
El reglamento del Parlamento denió en 109 el número de escaños a elegir entre
las ocho circunscripciones, y desde su aprobación, ha permanecido estable, pese a
los cambios en la demografía andaluza. A lo largo de las 12 legislaturas celebradas,
se han repartido 1308 escaños, para los que han sido electos como representantes
un total de 701 personas. Entre ellos, un 66% de hombres y un 34% de mujeres. No
obstante, el perl de los miembros del parlamento ha sufrido importantes cambios
durante todos estos años (Pamies, 2020).
En este artículo se realiza una radiografía del perl social de los representantes polí-
ticos andaluces. Se trata de dar una respuesta a cómo son y cuál ha sido la evolución
del perl sociodemográco desde 1982 hasta la actualidad. Además, se realiza una
comparación del perl de aquellos parlamentarios/as que han ocupado un escaño en
el Parlamento de Andalucía y entre quienes han sido electos como representantes
en el Congreso de los Diputados por las circunscripciones andaluzas ¿Cómo son y
qué ha cambiado entre los parlamentarios/as andaluces desde el inicio del período
autonómico? ¿En qué se parecen y se diferencian los parlamentarios/as andaluces
y los representantes electos al Congreso por Andalucía?
1.1. Las élites según partidos políticos en Andalucía
Se trata de un estudio de élites políticas a través del cual pueden conocerse los
cambios que se han producido en una sociedad, pues como señalan Best y Co-
tta (2000: 495) “la modernización de las sociedades tiene también un reejo en la
evolución de la composición de las élites políticas”. Este artículo se enmarca en un
contexto de elevado descrédito de la política, de los representantes y los partidos
políticos. En este sentido, consideran algunos investigadores que para responder a
la desconexión existente entre las élites y la ciudadanía (Mair, 2015), desde la Cien-
cia Política surge la necesidad de dar a conocer mejor quiénes son y qué hacen los
representantes políticos (Coller, Jaime-Castillo y Mota, 2018).
Esta investigación cobra mayor relevancia en estos momentos de profundo cambio
del sistema de partidos. Andalucía ha sido una comunidad con un sistema político
estable, tanto de gobierno como de mayoría parlamentaria. El PSOE siempre ha sido
el partido más votado (excepto en 2011 y 2022); y hasta 2018, presidió la Junta de
Andalucía durante 37 años ininterrumpidamente (5 gobiernos con mayoría absoluta,
2 en minoría, 3 coaliciones mayoritarias y 1 gobierno de coalición minoritaria).
No obstante, a partir de 2015, la aparición de Podemos y Ciudadanos en la competi-
ción electoral provocó una mayor fragmentación de la cámara andaluza. La entrada
de nuevos actores dio lugar a un menor peso de los partidos mayoritarios (PP y
PSOE), lo que supuso la transformación del sistema de partidos. La emergencia del
multipartidismo suscitó un notable cambio en el perl social de la clase política; por
Artículos • Andrés Benítez, Beatriz Carrasco
• 105 •
un lado, a consecuencia de la entrada de nuevos partidos y, por otro, por la renova-
ción de los partidos tradicionales (Portillo-Pérez y Domínguez, 2020).
En 2018, Vox irrumpió con 12 escaños, siendo Andalucía la primera cámara españo-
la en la que este partido obtenía representación parlamentaria (Rama et al., 2021).
Por su parte, Ciudadanos consiguió 20 escaños, doblando su resultado anterior; Po-
demos junto a Izquierda Unida y otros partidos de izquierda andalucista se unieron
en la coalición Adelante Andalucía, que sumó 17 escaños. Estos resultados eviden-
ciaron el desgaste del gobierno socialista y la llegada al ejecutivo andaluz del Partido
Popular, aun con el peor resultado de su historia (26 escaños).
Esta situación de alternancia se ha consolidado tras las elecciones de 2022, donde
el Partido Popular consiguió, por primera vez, una mayoría absoluta que le permite
gobernar en solitario. Por su parte, el PSOE cae a mínimos históricos, así como la
suma de las izquierdas, que se presenta en dos plataformas diferenciadas: Adelante
Andalucía, por un lado, y la conuencia de Podemos, Izquierda Unida y otras forma-
ciones andalucistas (Por Andalucía). Finalmente, Vox ganó dos escaños más. Cabe
resaltar que, tras estas elecciones, la fragmentación vuelve a niveles previos a la
crisis económica y política de 2011.
Gráco 1. Número de escaños y número efectivo de partidos parlamentarios por legislatura.
Fuente: elaboración propia con datos del Parlamento de Andalucía (2022)
Nota: el eje izquierdo corresponde al número de escaños; el eje derecho al número
efectivo de partidos parlamentarios (Laakso y Taagepera, 1979)
Los cambios en la representación política de los andaluces se han podido producir
por diversas razones que no corresponde analizar aquí. Sin embargo, en este artí-
culo se pretende analizar precisamente cuáles han sido esos cambios, puesto que
para entender cómo los miembros del parlamento ejercen la función representativa,
primero debemos conocer quiénes son los representantes. Es decir, nos basamos en
la dimensión descriptiva de la representación (Pitkin, 1967) ofreciendo una compara-
ción en perspectiva histórica.
Anduli • Revista Andaluza de Ciencias Sociales Nº 24 - 2023
• 106 •
1.2. Investigaciones de referencia para este estudio
Así pues, se lleva a cabo el estudio desde el punto de vista posicional (Mills, 1957).
Frente a otras estrategias para estudiar a las élites, como la autoría de las decisiones
que toman y la reputación que se les atribuye, la teoría posicional facilita la identi-
cación de las personas con poder jándose en el lugar que ocupan en las institu-
ciones (Putnam, 1976:16) en un momento determinado. Tal y como dene Mosca,
(2007:23), las élites políticas son “una minoría de personas inuyentes que dirigen la
cosa pública”. En este caso, se considera que los miembros del parlamento andaluz
son la élite parlamentaria a estudiar, pues son la minoría que tiene inuencia sobre la
toma de decisiones en el ámbito político andaluz.
Las cualidades requeridas para pertenecer a la clase política dieren según la so-
ciedad y época. Para cada momento, se considera que la élite debe tener unas
condiciones que son distintas de las cualidades que se requieren en otro momento
histórico distinto (Mosca, 2007). En las democracias occidentales modernas, se en-
tiende necesario un cierto nivel de convergencia entre las élites y la sociedad (Manin,
Przeworski y Stokes, 1999) De esta forma, sugieren Norris y Lovendusky (1995: 94)
que un parlamento democrático debe ser un “microcosmos de la población” en el que
están representados diferentes grupos sociales.
No obstante, las investigaciones sobre el perl social de los parlamentarios/as mues-
tran que los representantes son un grupo relativamente homogéneo entre ellos, pero
cuyas características dieren con el resto de la sociedad. De acuerdo con Coller
(2008) los hombres de mayor edad, con estudios superiores y determinadas profe-
siones (profesionales del derecho y docentes), estarían sobrerrepresentados en las
cámaras legislativas españolas.
Pese a que el estudio de las élites ha tomado fuerza en la ciencia política, existen po-
cos casos que analicen el perl social del parlamentario/a andaluz/a (Cazorla, 1983;
Escalera, 2000; Morata, 2003; Coller y Jaime, 2013). Cabe destacar los trabajos de
Morata (2004) que analiza la evolución del perl de los/as parlamentarios/as de las
tres primeras legislaturas (1982-1994) y el más reciente, de Coller y Jaime (2013)
sobre la VIII legislatura. No obstante, desde entonces, y pese a ser los años donde
más cambios se han producido en el perl de los representantes andaluces, aún no
se han publicado datos relativos a la entrada de los nuevos partidos surgidos a partir
de 2015.
Este estudio aporta, por primera vez, los perles sociodemográcos de los represen-
tantes electos por las nuevas formaciones políticas (Podemos, Ciudadanos y Vox).
Además, se analiza cómo han cambiado los miembros de los partidos tradicionales
(PSOE y PP). Por último, el estudio incluye una comparación entre los representan-
tes andaluces en el Parlamento de Andalucía y en el Congreso de los Diputados, así
como se muestran las características de quienes han estado en ambas cámaras.
Para este artículo se han tenido en cuenta los perles de los representantes de las
12 legislaturas celebradas en Andalucía hasta hoy (1982-2022). Asimismo, se han
recogido datos de las personas que han ocupado algún escaño en las 14 legislaturas
del Congreso de los Diputados (1977-2019). De esta forma, se pretende conocer me-
jor cuál ha sido la evolución de las características personales y profesionales de los
parlamentarios andaluces. Este análisis permite realizar una fotografía de la edad,
sexo, estudios, profesión y procedencia en cada una de las legislaturas.
Respecto a las profesiones de los políticos, investigaciones recientes han revelado
evidencias de interés para este estudio. La investigación realizada por Van Noord et
Artículos • Andrés Benítez, Beatriz Carrasco
107
al. (2022) argumenta que los votantes tienden a preferir a los candidatos de mayor
nivel educativo que a los de menor nivel.
En relación con las “profesiones”, el estudio realizado por Luis Diaz-Serrano & Gior-
gos Kallis (2022) establece relaciones entre las profesiones de origen de los políticos
y el contenido de sus políticas, concretamente de las de cambio climático.
A continuación, se comenta la metodología y materiales de este estudio dirigido a
realizar una radiografía del perl social de los representantes políticos andaluces.
Tomando los datos en conjunto, se realizará un análisis de los cambios producidos
en los últimos 40 años, que pueden ayudar a comprender mejor cuáles han sido los
perles de los representantes en cada momento histórico.
2. MATERIALES Y METODOLOGIA
Para poder conocer la evolución del perl de los representantes de la cámara auto-
nómica andaluza se analiza una base de datos (BAPOLDATA) que contiene más de
9000 registros de todas las personas que han ocupado un escaño en el Congreso
de los Diputados o en alguna de las 17 cámaras autonómicas españolas desde la le-
gislatura constituyente hasta la actualidad (1977-2022)1. El principal objetivo de esta
base es mostrar el perl social de la élite parlamentaria española en todas las cáma-
ras de legislativas españolas, así como registrar los cambios que se van produciendo
en las características sociodemográcas de la élite parlamentaria.
Los registros que pueden encontrarse en esta base de datos están organizados de
acuerdo con la circunscripción de elección, la lista electoral, el partido y el grupo
parlamentario. Las principales variables sociodemográcas de la base son el sexo,
la edad, el lugar de nacimiento, el nivel educativo y la profesión, así como su expe-
riencia política. La base de datos también incluye variables políticas como el cargo
de partido del diputado, su presencia en la política local o el posible cargo de respon-
sabilidad en algún órgano de la cámara, aunque no han sido tenidas en cuenta para
el presente estudio.
Tabla 1. Resumen de variables
Variable Descripción
Sexo Hombre o Mujer
Edad Edad
Estudios Nivel de estudios: universitarios o no universitarios
Profesión Categoría profesional: trabajadores, docentes, abogados, médicos, etc.
Grupo parlamentario Grupo Parlamentario al que pertenece
Nativo Relación entre la Comunidad Autónoma de nacimiento y por la que se
presenta
Novel Legislatura en la cual se incorpora el parlamentario/a por primera vez a
la cámara legislativa
Fuente: elaboración propia
1 En el caso del Congreso de los Diputados desde 1977. En el caso de las autonomías: País Vasco
(1980), Cataluña (1980), Galicia (1981), Andalucía (1982), resto de autonomías (1983)
Anduli • Revista Andaluza de Ciencias Sociales Nº 24 - 2023
• 108 •
Esta base es dinámica, puesto que las actualizaciones incluyen las sustituciones
que ocurren durante la legislatura. El criterio seguido es contabilizar solo al diputa-
do o diputada que ha ocupado su escaño durante más de tiempo de la legislatura
(Coller, et al., 2014). El último trabajo de campo tuvo lugar en julio de 2022, con la
incorporación de los nuevos parlamentarios/as andaluces que tomaron posesión
del acta en la duodécima legislatura. Las fuentes de recogida de información utili-
zadas han sido las diferentes páginas webs ociales del Congreso de los Diputa-
dos y de las 17 cámaras autonómicas, las webs ociales de los partidos políticos,
las redes sociales de los y las diputadas, recortes de prensa y el contacto directo
con los/as políticos/as.
En relación con las variables, para la realización de esta investigación se hace uso
de un total de ocho variables. La primera es el número total de escaños que se han
repartido (N= 1308) desde 1982 hasta la actualidad, en el Parlamento Andaluz. La
comunidad autónoma por la que se obtiene el escaño se mide, en la base de datos,
con 18 códigos diferentes, siendo el código “1” Andalucía. Esta variable va a permitir
diferenciar aquellos parlamentarios y parlamentarias que en alguna ocasión han ob-
tenido un escaño en la cámara autonómica andaluza, de los diputados y diputadas
de otras cámaras.
Las siete variables restantes son variables sociodemográcas que permitirán cono-
cer algunas características sobre el perl de los representantes andaluces. En primer
lugar, destacan un grupo de cuatro variables dicotómicas. El sexo se mide de 0 a 1,
siendo 0 mujer y 1 hombre. También se contempla la educación, que corresponde a 1
cuando el representante declara estudios universitarios nalizados y 0 cuando no se
da esta circunstancia. La variable “nativo” nos indica si el diputado o diputada ha na-
cido en la comunidad autónoma por la cual ha sido elegido. Esta variable se mide de
0 a 1, siendo 0 “no nativo”, por lo que no ha nacido en la comunidad autónoma por la
que se presenta, y 1 “nativo”, habiendo nacido en la comunidad autónoma por la que
se presenta. La variable “novel” nos permite conocer la tasa de renovación de cada
grupo parlamentario. Esta última variable se mide de 0 a 1, siendo 1 “parlamentario/a
novel”, que indica que se incorpora por primera vez en la legislatura, 0 “si el represen-
tante había ocupado un escaño con anterioridad. Por otro lado, se incluyen también
en este análisis otras variables como la edad, la profesión y el grupo parlamentario al
que pertenecen los diputados y diputadas cuando obtienen su escaño.
3. RESULTADOS
A continuación, se presentan los resultados del análisis de datos sobre la evolución del
perl social del parlamentario electo al Parlamento de Andalucía entre 1982 y 2022.
3.1 Sexo
A grandes rasgos, se observa que la proporción de mujeres en el Parlamento an-
daluz ha ido aumentando a lo largo de los años, en consonancia con otras cámaras
españolas (Verge, 2006, 2008, 2011; Diz y Lois, 2012; Santana et al., 2016). En
los inicios de la autonomía, el porcentaje de diputadas en el Parlamento fue de un
5,5%. En la legislatura II, esta proporción aumentó hasta el 7,3%. En la legislatura III,
también crece el porcentaje de diputadas en la cámara parlamentaria en todos los
grupos parlamentarios. Con el siguiente cambio de legislatura (III a IV), se produce
un aumento del 11% en la proporción de mujeres; dicho nivel de crecimiento se man-
tiene hasta 2008, donde se estabiliza.
Artículos • Andrés Benítez, Beatriz Carrasco
• 109 •
Gráco 2. Proporción de mujeres en el Parlamento Andaluz (1982 - 2022)
Fuente: Elaboración propia a partir de datos obtenidos de BAPOLDATA (2022)
Cabe señalar el impacto de la aprobación de la ley de cuotas partir de 2008 (Stoc-
kemer y Sundström, 2021), junto a los nuevos métodos de selección (Bermúdez y
Serrano, 2021), ha supuesto un incremento generalizado de la presencia femenina
(Santana et al., 2016) hasta alcanzar una representación femenina de casi el 50%
en el año 2012 en los tres grupos parlamentarios con representación (PSOE, PP e
IU). En el año 2015 la representación femenina supera, por primera vez, el 50% del
pleno de la cámara. En las siguientes legislaturas, ese porcentaje de representación
femenina se ha consolidado en torno al 47-49%.
Si se analiza la proporción de mujeres que representan cada grupo parlamentario
del Parlamento Andaluz, se observa que en 1982 solo son electas 6 mujeres (4 del
PSOE, 1 del PP y 1 de UCD). Izquierda Unida y el Partido Andalucista no cuentan
con representación femenina. En la segunda legislatura, es el PSOE el grupo parla-
mentario con una mayor presencia femenina (10%), e IU incorpora, por primera vez,
a una mujer a su grupo parlamentario (5,3%).
En 2008, PP y PSOE superan el 40%, pero IU, pese a que obtiene 6 escaños, todos
ellos son ocupados por hombres2. En la siguiente legislatura (2012) IU alcanza el
50% de representación femenina, junto a PP y PSOE. Todos los partidos superan
el 40% de presencia femenina, lo que se entiende por paridad (Salazar, 2018). En
2015, esta dinámica se consolida, y destacan Podemos e IU que alcanzan el 60% de
mujeres en sus respectivos grupos. Este patrón se vuelve a repetir en 2018, aunque
con la excepción de Vox, donde solo un tercio de sus representantes son mujeres.
Del mismo modo, en la nueva legislatura (XII) que se ha conformado en el año 2022,
la presencia femenina alcanza el 50% en todos los grupos parlamentarios, excepto
en Vox (con un 35,7% de composición femenina).
2 La ley de electoral de Andalucía contempla las “listas cremallera”, pero IU obtuvo 6 escaños en
6 circunscripciones distintas, cuyos cabeza de lista eran todos hombres.
Anduli • Revista Andaluza de Ciencias Sociales Nº 24 - 2023
• 110 •
En este análisis pormenorizado por partidos se puede comprobar que los partidos
de izquierdas han liderado el proceso de inclusión de mujeres en el Parlamento.
Principalmente el PSOE, pero a partir de 2012, también Izquierda Unida, y Pode-
mos en 2015 han sido los partidos que más mujeres han llevado al parlamento. La
conuencia de estos dos últimos en Adelante Andalucía en 2018 supuso alcanzar el
umbral del 60% de parlamentarias en el grupo. En 2022, las dos parlamentarias de
AA son mujeres (el 100%). Por su parte, el PP ha ido paulatinamente eligiendo más
mujeres para ocupar los escaños: en 2022, las mujeres representan el 50% del grupo
parlamentario. Vox, por el contrario, es actualmente el partido más masculinizado, en
torno al 33% y al 35% en 2018 y 2022, respectivamente.
3.2. Edad
Los representantes de las dos primeras legislaturas (1982 y 1986), contaron con
la menor edad media (39 y 40 años, respectivamente) en comparación con otras
comunidades al inicio de la etapa autonómica (Coller et al., 2018). No obstante, la
media de edad ha ido aumentando progresivamente hasta alcanzar en el año 2022
una media de 48 años. Es decir, en todo el periodo estudiado, el perl de la clase
política ha ido envejeciendo, a excepción del descenso registrado en 2015, cuando
se incorporan Podemos y Ciudadanos (Freire et al., 2022).
Gráco 3. Media de edad de parlamentarios y parlamentarias
del Parlamento Andaluz (1982-2022)
Fuente: Elaboración propia a partir de datos obtenidos de BAPOLDATA (2022)
Si se observa en el gráco 3 el cambio que se ha producido en cada uno de los
grupos parlamentarios, el PSOE, junto a IU, en el año 1982, tenía una de las medias
de edad más jóvenes que representaban al parlamento (37 años). Actualmente, el
PSOE es el partido con un perl más envejecido, con una media de 49 años. Un cam-
bio similar se ha producido con IU, donde la media de edad aumentó hasta alcanzar
una diferencia de 7 años, desde 1982 (donde la media de edad era de 37 años)
hasta 2015 (donde la media de edad aumenta hasta los 44 años). En el PP sucede
Artículos • Andrés Benítez, Beatriz Carrasco
111
lo mismo que en IU. Ha llegado a alcanzar 7 años de diferencia en la media de edad,
desde 1982 (donde la media de edad es de 41 años) hasta 2022 (alcanzando una
media de 48 años de edad).
Respecto a los nuevos partidos que emergen en 2015, Podemos, destaca por tener
una media más baja que el resto de grupos parlamentarios, de 40 años. la media
de edad de Ciudadanos se asemeja más a la del resto de grupos parlamentarios
tradicionales, de 46 años de edad. En el año 2018, se incorpora a esta nueva lista de
grupos parlamentarios Vox, alcanzando una media superior al resto, de 51 años, y
Adelante Andalucía mantiene la media de edad de Podemos de 40 años. En la legis-
latura actual (XII) destaca una menor dispersión entre los grupos: entre el más joven
(Por Andalucía) y el más envejecido (PSOE) apenas hay una diferencia de 5 años.
3.3. Universitarios
La literatura ha constatado que entre la élite política existe un alto nivel educativo ge-
neralizado (Jerez et al, 2013; Putnam 1976), por encima de la media de la sociedad.
Incluso conforme pasan los años, la tendencia continúa ascendiendo, casi rozando
el 100% de los representantes, algo que le aleja de la convergencia con el resto de la
sociedad, que ronda el 30% de titulados universitarios (Coller et al., 2016).
Tabla 2. Evolución de la proporción de titulados universitarios
del Parlamento Andaluz (1982-2022) por grupo parlamentario
1982 1986 1990 1994 1996 2000 2004 2008 2012 2015 2018 2022
UCD 69
PSOE 79 71 82 86 77 84 78 80 89 94 97 97
PP 81 85 92 90 90 91 89 85 88 88 96 96
IU (PCE) 63 53 64 75 69 67 67 67 75 80
Podemos 93
Cs 100 95
PA (PSA) 100 100 90 100 75 80 80
VOX 75 79
AA 82 100
PorA 80
Total 78 71 83 86 81 86 81 82 87 92 92 93
Fuente: Elaboración propia a partir de datos obtenidos de BAPOLDATA (2022)
En el año 1982, el 78% de diputados y diputadas andaluzas tenían estudios univer-
sitarios. Esta proporción disminuye en el año 1986 hasta el 71%. No obstante, en
los años 1990 y 1994 aumenta el porcentaje de parlamentarios y parlamentarias con
estudios universitarios hasta alcanzar el 86%. Estas variaciones se mantienen en
los años siguientes, de forma ascendente, y siempre por encima del 80%. En el año
2022, se alcanza el mayor porcentaje (93%) en el nivel de estudios universitarios de
los y las representantes de la cámara. Este nivel de estudios es incluso mayor que
en otras cámaras autonómicas como Madrid y Cataluña, y similar al Congreso de los
Diputados (BAPOLDATA, 2022).
Si nos centramos en los grupos parlamentarios, el PSOE ha aumentado de forma
notable su porcentaje de titulados, pese a que en la primera legislatura ya era un
porcentaje alto (79%), ahora lo son la práctica totalidad. También los miembros del
PP cuentan mayoritariamente con un título universitario, algo que destaca desde la
primera legislatura. Izquierda Unida ha sido el partido con menor porcentaje, aunque
Anduli • Revista Andaluza de Ciencias Sociales Nº 24 - 2023
• 112 •
siempre superior al 50%. No obstante, esta proporción se incrementa cuando va en
coalición con Podemos, cuyos parlamentarios poseen un alto perl educativo. La
coalición de partidos Por Andalucía llega al 80%; en Adelante Andalucía, sus dos
parlamentarias son tituladas universitarias. Ciudadanos, por su parte, ha sido un
partido con un alto perl universitario. Finalmente, Vox es el partido que actualmente
tiene el menor porcentaje de representantes titulados universitarios, entre el 75% (en
2018) y el 78% (en 2022).
3.4 Profesiones
En la búsqueda de respuestas sobre el origen social de las élites, la literatura iden-
tica una clara sobrerrepresentación de clases medias y altas en la clase política
(Uriarte, 1997). Además, desde los años setenta, se localiza una disminución gene-
ralizada de trabajadores en favor de profesiones gerenciales (Putnam, 1976). Del
mismo modo, se observa un gran número de docentes y profesionales de las leyes
que, como arman Norris y Lovendusky (1995), son profesiones “de la palabra”. Esto
último es lo que llamaba Weber (1946) la “anidad electiva”, es decir, que aquellas
funciones que realizan en su trabajo están relacionadas con las que se desempeñan
en la función política: negociación, persuasión, hablar en público…
No obstante, Weber también destacaba otra condición para la dedicación a la po-
lítica: la dispensabilidad. En el caso de los docentes, muchos son funcionarios y
pueden volver a su empleo una vez acaben su carrera política; entre los profesio-
nales de las leyes también se encuentran funcionarios (jueces, scales, técnicos de
la administración…) y abogados que forman bufetes, cuya vuelta a su profesión no
supone un problema. Por el contrario, los empresarios o trabajadores encuentran
más dicultades a la hora de abandonar su empleo para dedicarse a la política, pues
no pueden asegurar su vuelta (Coller et al., 2018).
Tabla 3. Profesiones de los diputados y diputadas del Parlamento Andaluz (1982-2022)
1982
1986
1990
1994
1996
2000
2004
2008
2012
2015
2018
2022
Total
Empleado/a, trabajador/a
manual o agricultor/a 10 20 10 7 12 8 11 11 6 13 6 2 10
Abogado/a 19 14 11 13 14 18 16 17 24 15 19 24 16
Médico/a 5356674653334
Ingenieros/as y
arquitectos/as 7687853664125
Docentes 31 34 41 35 33 34 27 23 19 16 12 8 26
Funcionarios/as 10 8 8 7 6 6 6 7 6 7 7 10 8
Directivos/as, empresarios/
as y autónomos/as 8647534557 13 8 7
Profesión no conocida 5 5 4 86753 8 15 14 23 8
Otras ocupaciones
liberales 2267791811 11 911 10 7
Otras ocupaciones 5 24546 18 13 12 13 15 10 9
Fuente: Elaboración propia a partir de datos obtenidos de BAPOLDATA (2022)
En el caso andaluz, se conrma un descenso de la tasa de empleados y trabajado-
res manuales, que pasa de un 10-20% de la primera y segunda legislatura, hasta un
1% de la actual, cuando cae al mínimo. Docentes y abogados son las profesiones
Artículos • Andrés Benítez, Beatriz Carrasco
• 113 •
mayoritarias. Por el contrario, médicos, ingenieros y arquitectos, es decir, profesio-
nes más técnicas no cuentan con una gran representación, en consonancia con la
teoría de la anidad electiva. El alto porcentaje de docentes puede deberse al gran
número de parlamentarios y parlamentarias socialistas, cuya profesión principal es
la docencia. Por su parte, en el seno del PP abundan los profesionales del derecho.
Los funcionarios son igualmente comunes entre PP y PSOE. Los trabajadores y tra-
bajadoras han ido perdiendo peso paulatinamente en la cámara andaluza, siendo
Izquierda Unida el partido que mayor número de empleados ha elegido. Por su parte,
Ciudadanos y Vox han ayudado a aumentar el número de directivos, empresarios y
autónomos. Finalmente, cabe destacar el paulatino crecimiento de los parlamentarios
y parlamentarias cuya profesión se desconoce o se han dedicado profesionalmente
sólo a la actividad política, pasando del 5% de la primera legislatura al 20% actual.
3.5. Nóveles
En la tabla 4 se aprecian tres etapas diferenciadas en la tasa de renovación parlamen-
taria. En las primeras legislaturas (desde 1986 hasta 1994), se observa una primera
etapa de mayor inestabilidad donde la tasa de renovación se encuentra entre el 45 y
60%. En estos años, la mitad de la cámara se renovaba con parlamentarios y parla-
mentarias nóveles en cada legislatura. Haciendo hincapié en la tasa de renovación
según el grupo parlamentario, el PP y el PA son los dos grupos parlamentarios con
una mayor tasa de renovación en la segunda (1986) y tercera legislatura (1990).
Tabla 4. Tasa de renovación según grupo parlamentario (1982 - 2022)
1986 1990 1994 1996 2000 2004 2008 2012 2015 2018 2022
PSOE 47 40 33 40 44 59 32 53 55 30 57
PP 82 65 46 38 50 19 55 46 36 46 58
IU (PCE) 68 9 80 0 17 50 17 68 40
PODEMOS 100
Cs 100 76
PA (PSA) 100 70 68 0 40 40
VOX 100 64
AA 77 0
PorA 60
Total 61 46 48 33 45 44 41 51 59 58 58
Fuente: Elaboración propia a partir de datos obtenidos de BAPOLDATA (2022)
Desde el año 1996 (V legislatura) hasta 2008 (VIII), hay una segunda etapa de ma-
yor estabilidad, donde la proporción en la tasa de renovación se encuentra entre el
33% y el 45%. Ningún grupo parlamentario alcanza una tasa de renovación del 50%,
tal y como se había observado en años anteriores. IU, en el año 2000, y el PP, en
el año 2004, son los dos grupos parlamentarios con una menor tasa de renovación
(el 16% y 18% respectivamente). En el año 2008, se produce un gran cambio en la
composición del grupo parlamentario popular, aumentando su proporción en la tasa
de renovación del 18,9% al 55%.
La tercera etapa comienza en el año 2012 (IX legislatura) hasta 2022 (XII legislatura).
Esta etapa es similar a las primeras legislaturas, observándose un periodo de ma-
yor inestabilidad en los años de la crisis económica y social que, con la irrupción de